Casos en los que se recomienda un ICSI

Un ICSI, es decir, una inyección intracitoplasmática de espermatozoides, es una de las técnicas de reproducción asistida cada vez más utilizada en la inseminación artificial que sirve para escoger los mejores espermatozoides, o al mejor de todos ellos y así introducirlo en una aguja que después penetrará al ovocito para que el espermatozoide entre en el interior y pueda fecundarlo más fácilmente.

Existen algunos casos en los que está indicado el ICSI, sobre todo cuando hay problemas por parte del hombre, cuando hay una esterilidad masculina. Estos casos son los siguientes:

  • Azoospermia. Es cuando hay una ausencia de espermatozoide en el semen que se eyacula. Esto puede deberse a dos causas, la incapacidad de mezclar los espermatozoides con el semen; o bien que los espermatozoides no se producen.
  • Oligozoospermia. Cuando hay una mala calidad de semen y falta de volumen.
  • Criptozoospermia. También es conocida como Criptoespermia que es una baja calidad del esperma, cuando el recuento de espermatozoides es inferior a los 100.000 espermatozoides por milímetro de esperma.
  • Astenozoospermia. Es cuando la cantidad de espermatozoides con desplazamiento es inferior al 25% o éstos se desplazan en línea recta.
  • Teratozoospermia. Se refiere a la morfología de los espermatozoides. Si más del 85% de ellos son anormales, se considera que se tiene este problema.
  • Oligoastenozoospermia. Es un acumulo de problemas relacionados con la calidad seminal.

En todos estos casos el ICSI puede ser la solución para conseguir la paternidad por parte del padre y no es algo difícil de lograr. Eso sí, quizás a la primera no se consiga pero hay muchos casos de éxito final.

04
oct 2013
GUARDADO BAJO Tecnicas
DISCUSION 0 Comments
ETIQUETADO COMO

.

be a pal and share this would ya?
Casos en los que se recomienda un ICSI