Técnica de capacitación espermática

La capacitación espermática no es sino la relación de mutaciones físicas que sufre el semen en la cavidad genital femenina. Estas pruebas también pueden llevarse a cabo en el laboratorio mediante técnicas in vitro. Dicha técnica tiene además como fin eliminar los residuos seminales y las células muertas, con el fin de seleccionar las mejores células.

Una de las formas de realizar este cultivo es mediante la técnica denominada ‘swim-up’, en el que se introduce una cantidad determinada de semen en un tubo de ensayo y los espermatozoides más fuertes nadan hacia la superficie en un espacio de tiempo de media hora a una hora. Las células más fuertes serán las encargadas de fecundar al óvulo.

En la técnica de centrifugación, el esperma se mezcla con unos líquidos de diferentes densidades y los que consigan atravesarlo serán los elegidos para llevar a cabo la inseminación intrauterina, la fertilización in vitro o ICSI, además tendrán un aspecto diferente a los demás.

Según el número de espermatozoides que hayan sobrevivido a esta prueba, harán que la pareja tenga más posibilidades de concebir. El hecho de que haya menos de dos millones de espermatozoides habilitados harán que haya menos probabilidades de embarazo; sin embargo, si después de la capacitación se obtiene un millón de espermatozoides con buena capacitación, la técnica ICSI será la más apropiada.

22
mar 2013
GUARDADO fertilidad
DISCUTIMOS 0 Comments

Seminograma, la prueba que determina la calidad del esperma del paciente

Cada vez más las parejas aplazan el momento de concebir un hijo, ya que tienen como prioridades el desempeño de sus carreras profesionales y la estabilidad económica. Además de estos factores cobran mayor importancia el disfrute de los momentos de ocio como viajar, disfrutar de la soltería, etc.

Al igual que se reclaman los servicios de inseminación artificial en la seguridad social, las parejas acuden con la misma asiduidad a las clínicas privadas, quienes aseguran que los porcentajes de parejas con problemas de infertilidad siempre han sido los mismos, sin embargo ahora ha cambiado el momento en el que las mujeres deciden ser madres, rondando los 34 años de media.

Cuando una pareja acude a una clínica, la primera cita se basará en responder a una relación de preguntas con las que se valorará si se cumplen los principales requisitos; en el caso de que la madre tenga menos de 35 años de edad interesará saber si la pareja lleve manteniendo relaciones sexuales durante dos años sin ningún tipo de protección, y en el caso de que sea mayor de 35 bastará con un año de intento.

La siguiente cita se basará en hacerle una prueba de seminograma al varón para acreditar que su esperma es de buena calidad, resultados que se obtendrán en apenas dos horas y en los que se evaluarán aspectos como la movilidad y la motilidad. Si el resultado de esta prueba sale negativo, lo más normal es solicitar una biopsia testicular para evaluar si hay algún tipo de problema a la hora de que los espermatozoides se unan al semen al eyacular

21
mar 2013
GUARDADO fertilidad
DISCUTIMOS 0 Comments
ETIQUETAS

,

Las seis principales causas por las que las parejas acuden a clínicas de inseminación artificial

La inseminación artificial es una tipología de reproducción asistida que se fundamenta en la colocación de semen en el interior del sistema reproductor femenino, de manera que al colocarlo lo más próximo posible al útero, los espermatozoides tengan que recorrer una menor distancia hasta llegar al óvulo.

Hay diferentes casos en los que es conveniente utilizar esta técnica:

–          Cuando hay alteraciones en el moco cervical, como por ejemplo cuando la mucosa supone un medio adverso para la subsistencia del semen; de manera que al realizar la inseminación se puede evitar que los espermatozoides atraviesen el cuello uterino.

–          Hay ocasiones en las que el propio semen del hombre tiene anticuerpos contra sus propias células de reproducción, de modo que en las clínicas se somete al semen a un lavado de esperma para luego ser introducido en el útero.

–          También hay casos en los que los hombres no pueden eyacular en el interior de la vagina por problemas de disfunción eréctil o por vaginismo, un acto reflejo en involuntario en el que los músculos de la vagina impiden total o parcialmente la penetración.

–          La eyaculación retrógrada es también otra de las complicaciones que cada vez toma mayor protagonismo. En este caso el hombre en vez de eyacular expulsando el esperma al exterior, eyacula en la vejiga.

–          Hay casos en los que se desconoce la causa de la infertilidad,  también se dan situaciones en las que hay una ausencia total de espermatozoides o la cantidad que se genera es de poca calidad ya que las células tienen poca movilidad.

–          Actualmente uno de las principales causas por las que las parejas acuden a un banco de inseminación artificial es por la infertilidad causada a raíz de tratamientos de radioterapia en tumores testiculares, en el que el hombre puede congelar su semen y luego ser depositado en el útero de la pareja.

Los óvulos se vuelven pegajosos para “capturar” los espermatozoides

Al mas puro estilo de “a un panal de rica miel“, resulta que el gameto femenino, el óvulo, se recubre de un tipo específico de molécula de azúcar, si, de azucar, que ayuda a que el espermatozoide, el gameto masculino, se quede pegado a la superficie del óvulo y pueda entrar en el núcleo sin problemas.

La cadena de azúcares encontrada es una cadena conocida como Sialyl-Lewis-X (SLex) y es esta cadena, abundante en toda la superficie de la célula, y es la que permite que el óvulo quede adherido a la superficie.

 

Y esta sustancia pegajosa está siendo estudiada por dos cuestiones fundamentales: Crear un anticonceptivo que impida al óvulo a “captar” los espermatozoides y para mejorar la fertilidad, aumentando esta capa para que se incrementen las posibilidades de que el espermatozoide se quede pegado en una inseminación natural.

El estudio, publicado en la prestigiosa revista americana Science, es fruto del trabajo del Imperial College de Londres, la academia Sínica de Taiwan, la universidad de Missouri y la universidad de Honk Kong, capitaneado por Anne Dell. En la investigación se usó una tecnología de imágenes ultra sensible en pos de conocer aquellas moléculas que forman parte del proceso reproductivo eran mas importantes.

Los detalles que descubrimos aquí completan una enorme brecha en nuestro conocimiento de la fertilidad y esperamos que finalmente ayuden a muchas de las personas que actualmente no pueden concebir.

El estudio revela que el espermatozoide reconoce al óvulo gracias a unas proteínas que el gameto masculino tiene en la cabeza, que reconocen y encuentran esos azúcares en la cubierta exterior del óvulo, por lo que esta proteína azucarada cumple una doble función, permitir al espermatozoide pegarse al óvulo y reconocer al gameto femenino.

24
ago 2011
GUARDADO Noticias
DISCUTIMOS 0 Comments
ETIQUETAS

,