Las administraciones públicas y los tratamientos de fertilidad

La infertilidad es una realidad que afecta, hoy en día, a muchas parejas. Según un estudio de ADECES (Asociación pro derechos civiles económicos y sociales) la infertilidad crece a un ritmo de 16000 casos al año. Estas cifras reflejan la necesidad de que las administraciones públicas tomen partida en este asunto para facilitar el acceso de las mujeres o parejas que no pueden tener hijos de manera natural a los tratamientos de fertilidad. Las administraciones públicas también son, en cierta medida, corresponsables de la infertilidad puesto que algunas de sus decisiones de orden socioeconómico están ligadas con factores de incremento de la infertilidad hoy en día.
La situación, según se recoge en el estudio ADECES 2011, es que el número de centros que llevan a cabo tratamientos de reproducción asistida ha aumentado entre el 12 y el 56 por ciento respecto al 2008 dependiendo de la fuente consultada.
En cuanto a los tratamientos, en el estudio se tratan las técnicas de fecundación in vitro, inseminación artificial y la de ovodonación. En este sentido, hay que destacar que crece el número de centros tanto públicos como privados que practican las técnicas de fecundación in vitro y ovodonación mientras que para el caso de inseminación artificial, el número de clínicas privadas en las que se practica decrece levemente.
Por comunidades autónomas, lo más destacable es que todas las comunidades autónomas cuentan con clínicas privadas que ofrecen los tres tratamientos de reproducción asistida, sin embargo, sólo en tres comunidades autónomas se ofrece públicamente la ovodonación: las de Valencia, Galicia y Euskadi.
En lo que respecta a los tiempos de espera en los centros públicos, la comparación con el 2008 nos muestra como en la técnica de fecundación in vitro el tiempo se reduce en 94 días exactamente. La de ovodonación es la única que aumenta este tiempo y lo hace en 188 días mientras que en el caso de la inseminación artificial el tiempo medio no sufre alteraciones.
Por último, otros datos a tener en cuenta serían el número de casos de éxito de cada una de las técnicas teniendo en cuenta los múltiples factores que afectan a que esto suceda. Según los datos recogidos por la asociación, los centros privados obtienen una tasa mayor de éxito en la ejecución de todas las técnicas. La diferencia es de ocho puntos en la fecundación in vitro pasando de un 34,89% a un 42,89%, cercano a los diez puntos en el caso de la ovodonación pasando de 49,75% a un 58,43% y en la inseminación artificial de donante la diferencia supera los cinco puntos pasando de 24,37% a 29,45%.
Clínicas como Ginefiv han publicado cifras orientativas en sus portales al respecto. Según se recoge, la tasa de embarazo en la Fecundación in Vitro oscila entre el 45 y el 50% y entre el 15 y el 30% para la Inseminación Artificial.

13
feb 2012
GUARDADO BAJO Infertilidad
DISCUSION 0 Comments
ETIQUETADO COMO

.

be a pal and share this would ya?
Las administraciones públicas y los tratamientos de fertilidad