Casos para aplicar la inseminación artificial

Muchas parejas que no pueden tener hijos recurren a la inseminación artificial para que ella pueda quedarse embarazada. Con los avances tecnológicos y científicos hoy resulta más fácil para conseguir los resultados deseados y sin ningún tipo de riesgo. Esta técnica de reproducción asistida consiste en la aportación del semen masculino y la inseminación en el útero de la mujer mediante laboratorio.

Existen diversas razones médicas por las que el paciente puede someterse a este tipo de técnicas para ayudar a la fecundación. Estos no siempre tienen que ver con problemas reproductivos en el aparato femenino, sino también en el masculino. En este artículo te mostramos algunos casos en los que puede practicarse.

Casos en los que puede aplicarse la inseminación artificial

Los problemas reproductivos en la pareja pueden ser causa de sufrimiento en aquellas personas que desean tener hijos. Sin embargo, no hay por qué resignarse a la infertilidad, las disfunciones ovulatorias, semen de baja calidad, ausencia de espermatozoides, ni ningún tipo de problema relacionado con la reproducción. Todo esto puede solucionarse mediante la aplicación de algunas técnicas médicas, como la inseminación en laboratorio, o en casos determinados, la fecundación in vitro.

En algunas situaciones, el moco cervical impide que los espermatozoides entren en el útero debido a que ha sufrido alteraciones. Otros problemas típicos son la disfunción eréctil, baja cantidad de espermatozoides, vaginismo, problemas neurológicos y anatómicos y otro tipo de disfuncionalidades que entorpecen la fecundación. 

En tales casos, lo recomendable siempre es acudir a un médico especialista que analice nuestro problema y tomar la decisión de tener un hijo o hija mediante técnicas de ayuda a la reproducción llevadas a cabo en laboratorio. No debemos resignarnos a no quedar embarazados por este motivo, ya que en algún caso puede generar una profunda frustración e incluso depresión y problemas de pareja.

Si estás en Barcelona, tienes una gran variedad de clínicas a las que puedes acudir, donde estudiarán tu problema y tomarán control de todo para llevar a cabo la inseminación artificial. Busca inseminación artificial Barcelona y prepárate para poner fin a tu problema. ¿Has consultado ya a un profesional médico?

16
oct 2013
GUARDADO Infertilidad
DISCUTIMOS 0 Comments
ETIQUETAS

La crisis no detiene el deseo de tener un hijo

Aunque  vivamos momentos de plena crisi,s nada nos detiene en el momento y en el deseo de dar a luz un hijo. Es sabido que cada año aumenta el número de parejas que por diversos motivos encuentran muchas dificultades para tener un hijo. Y evidentemente la crisis no ayuda, pero tampoco nos hace detener el deseo de ser padres.

La situación económica de los padres pasa a un segundo plano cuando se ha tomado la decisión de concebir un bebé. Es por eso, que a pesar de estos momentos duros económicamente hablando, la demanda de los tratamientos de fertilidad se ha mantenido.

Por suerte, cada vez hay más información y más tratamientos, y ya no resulta tan extraño someterse a un tratamiento de  inseminación artificial en Barcelona o a una fecundación in Vitro en cualquier otra. Esta última técnica es una de las más aplicadas y puede realizarse mediante dos procedimientos diferentes: la fecundación in Vitro convencional en la que el óvulo y espermatozoide se unen de forma espontánea en el laboratorio o con micro-inyección espermática, en la que la fecundación se realiza inyectando un espermatozoide en cada óvulo.

También para aquellos que desean ser padres en un futuro o que padecen enfermedades cuyos tratamientos pueden afectar a su capacidad fértil, como el cáncer, existen técnicas de preservación de fertilidad.

Las causas de la infertilidad son muchas y variadas. La baja calidad del esperma en hombres o problemas como endometriosis, obstrucción de trompas de Falopio, el síndrome del ovario poliquístico y las alteraciones tiroideas en mujeres, son los problemas más comunes. A esto hay que añadir otros factores sociales que también influyen negativamente en la fertilidad como el estrés, hábitos de vida poco saludables o que la edad media para un primer embarazo se retrase cada vez más, situándose actualmente en los 32 años de media.

En clínicas especializadas como los centros de Smartsalus, el paciente puede confiar en el criterio de un amplio cuadro médico cuya profesionalidad y experiencia le garantizan toda la tranquilidad que necesitan. En temas de fertilidad la confianza es clave. Los profesionales de Smartsalus te ayudan a cumplir el sueño de muchas parejas, ayudando y facilitando el acceso a las técnicas de reproducción asistida más innovadoras y eficaces.

El precio de estas terapias ha permanecido prácticamente invariable desde el comienzo de la crisis.

29
may 2013
GUARDADO Infertilidad
DISCUTIMOS 0 Comments
ETIQUETAS

La histerosalpingografía, la técnica que evalúa las anomalías femeninas antes de una inseminación artificial

Cuando una pareja acude a una clínica de inseminación artificial, después de hacerle las pertinentes pruebas de calidad de esperma al hombre si todo es normal, se le practicarán a la mujer pruebas como la histerosalpingografía o uterosalpingografía; por medio de la cual se le harán a la mujer unas pruebas de contraste mediante una técnica de rayos X y una fluorocopía. Dicho método es una prueba no invasiva que ayuda a los médicos a diagnosticar y descartar posibles anomalías.

Los rayos X someten al cuerpo a una radiación ionizante para poder obtener imágenes del interior del cuerpo de la madre. Por su parte, la fluoroscopía es una técnica que posibilita ver los órganos en movimiento.

La uterosalpingografía se usa mayormente para evaluar a las mujeres que acuden a las clínicas para solventar sus problemas para gestar un hijo. El radiólogo podrá evaluar el estado en el que se encuentra el sistema reproductor femenino, como la disposición y estado del útero, trompas de Falopio y cualquier anomalía en la cavidad uterina peritoneal.

Este método también sirve para determinar las causas por la que una mujer tiene repetidos abortos de manera inexplicable e improvisada.

20
mar 2013
GUARDADO Infertilidad
DISCUTIMOS 0 Comments

Las seis principales causas por las que las parejas acuden a clínicas de inseminación artificial

La inseminación artificial es una tipología de reproducción asistida que se fundamenta en la colocación de semen en el interior del sistema reproductor femenino, de manera que al colocarlo lo más próximo posible al útero, los espermatozoides tengan que recorrer una menor distancia hasta llegar al óvulo.

Hay diferentes casos en los que es conveniente utilizar esta técnica:

–          Cuando hay alteraciones en el moco cervical, como por ejemplo cuando la mucosa supone un medio adverso para la subsistencia del semen; de manera que al realizar la inseminación se puede evitar que los espermatozoides atraviesen el cuello uterino.

–          Hay ocasiones en las que el propio semen del hombre tiene anticuerpos contra sus propias células de reproducción, de modo que en las clínicas se somete al semen a un lavado de esperma para luego ser introducido en el útero.

–          También hay casos en los que los hombres no pueden eyacular en el interior de la vagina por problemas de disfunción eréctil o por vaginismo, un acto reflejo en involuntario en el que los músculos de la vagina impiden total o parcialmente la penetración.

–          La eyaculación retrógrada es también otra de las complicaciones que cada vez toma mayor protagonismo. En este caso el hombre en vez de eyacular expulsando el esperma al exterior, eyacula en la vejiga.

–          Hay casos en los que se desconoce la causa de la infertilidad,  también se dan situaciones en las que hay una ausencia total de espermatozoides o la cantidad que se genera es de poca calidad ya que las células tienen poca movilidad.

–          Actualmente uno de las principales causas por las que las parejas acuden a un banco de inseminación artificial es por la infertilidad causada a raíz de tratamientos de radioterapia en tumores testiculares, en el que el hombre puede congelar su semen y luego ser depositado en el útero de la pareja.

¿Puedo someterme a una inseminación artificial?

Cuando una pareja se decide a tener un hijo no siempre todo es tan bonito ni tan fácil. A veces, el ansiado anhelo se resiste por problemas de fertilidad.  Según la clínica de fertilidad Ginefiv, existen en España aproximadamente unas 800.000 parejas con problemas de fertilidad y en la mitad de éstas, los problemas están asociados al hombre.

En muchos de estos casos, la inseminación artificial puede ayudar a estas parejas a lograr el sueño de ser padres. La inseminación artificial es de las técnicas más sencillas y naturales que existen y consiste en inyectar esperma dentro del útero. De esta forma, se acorta la distancia que separa el óvulo  y el espermatozoide.

Este tratamiento además de su simpleza y de requerir poco tiempo para llevarlo a cabo, consigue muy buenas tasas de gestación pero no todas las parejas se pueden someter a este tipo de tratamientos. Resulta especialmente indicado en los siguientes casos:

–       Personas cuya origen de la infertilidad puede resultar incierto y después de realizarse una prueba de infertilidad no se ha detectado la causa.

–       Parejas en las que las que la mujer presenta alteraciones en la ovulación como por ejemplo el síndrome del ovario poliquístico o defectos en el moco cervical que puede suponer dificultades para los espermatozoides.

–       Parejas en las que el varón presente alteraciones espermáticas  tales como oligozoospermia, astenozoospermia o hipospermia relativas a la calidad y concentración de los espermatozoides. Otra posibilidad es que el varón presente otro tipo de problemas como disfunción eyaculatoria o algún problema irreversible en los genitales.

 

 

23
mar 2012
GUARDADO Infertilidad
DISCUTIMOS 0 Comments
ETIQUETAS

Las administraciones públicas y los tratamientos de fertilidad

La infertilidad es una realidad que afecta, hoy en día, a muchas parejas. Según un estudio de ADECES (Asociación pro derechos civiles económicos y sociales) la infertilidad crece a un ritmo de 16000 casos al año. Estas cifras reflejan la necesidad de que las administraciones públicas tomen partida en este asunto para facilitar el acceso de las mujeres o parejas que no pueden tener hijos de manera natural a los tratamientos de fertilidad. Las administraciones públicas también son, en cierta medida, corresponsables de la infertilidad puesto que algunas de sus decisiones de orden socioeconómico están ligadas con factores de incremento de la infertilidad hoy en día.
La situación, según se recoge en el estudio ADECES 2011, es que el número de centros que llevan a cabo tratamientos de reproducción asistida ha aumentado entre el 12 y el 56 por ciento respecto al 2008 dependiendo de la fuente consultada.
En cuanto a los tratamientos, en el estudio se tratan las técnicas de fecundación in vitro, inseminación artificial y la de ovodonación. En este sentido, hay que destacar que crece el número de centros tanto públicos como privados que practican las técnicas de fecundación in vitro y ovodonación mientras que para el caso de inseminación artificial, el número de clínicas privadas en las que se practica decrece levemente.
Por comunidades autónomas, lo más destacable es que todas las comunidades autónomas cuentan con clínicas privadas que ofrecen los tres tratamientos de reproducción asistida, sin embargo, sólo en tres comunidades autónomas se ofrece públicamente la ovodonación: las de Valencia, Galicia y Euskadi.
En lo que respecta a los tiempos de espera en los centros públicos, la comparación con el 2008 nos muestra como en la técnica de fecundación in vitro el tiempo se reduce en 94 días exactamente. La de ovodonación es la única que aumenta este tiempo y lo hace en 188 días mientras que en el caso de la inseminación artificial el tiempo medio no sufre alteraciones.
Por último, otros datos a tener en cuenta serían el número de casos de éxito de cada una de las técnicas teniendo en cuenta los múltiples factores que afectan a que esto suceda. Según los datos recogidos por la asociación, los centros privados obtienen una tasa mayor de éxito en la ejecución de todas las técnicas. La diferencia es de ocho puntos en la fecundación in vitro pasando de un 34,89% a un 42,89%, cercano a los diez puntos en el caso de la ovodonación pasando de 49,75% a un 58,43% y en la inseminación artificial de donante la diferencia supera los cinco puntos pasando de 24,37% a 29,45%.
Clínicas como Ginefiv han publicado cifras orientativas en sus portales al respecto. Según se recoge, la tasa de embarazo en la Fecundación in Vitro oscila entre el 45 y el 50% y entre el 15 y el 30% para la Inseminación Artificial.

13
feb 2012
GUARDADO Infertilidad
DISCUTIMOS 0 Comments
ETIQUETAS